Museos y Centros de Interpretación

Centros de Interpretación

Centro de Interpretación Algorri (Zumaia) www.algorri.eu

El Centro de Interpretación Algorri en Zumaia, que toma el nombre del lugar que acoge el límite K/T en el municipio –estrato que marca la 5ª gran extinción a escala planetaria-, nos presenta y explica de manera amena la naturaleza de esta costa, incluyendo la formación del flysch.

  • 943 143 100
  • algorri@zumaia.net
  • HORARIO: 
  • Enero y febrero: De jueves a domingo: 10:00-13:30
  • Marzo, abril y mayo: De martes a domingo: 10:00-13:30
  • Junio, julio, agosto y septiembre: De martes a domingo: 10:00-13:30 / 16:00-19:30
  • Octubre, noviembre y diciembre: De jueves a domingo: 10:00-13:30

Centro de Interpretación Geológica Nautilus (Mutriku)

Los acantilados de Mutriku, formados por estratos de flysch negro, son muy ricos en fósiles de más de 100 millones de años de antigüedad. Fruto de largos años de trabajo y recuperación por parte de Jesús María Narváez, ha sido posible preparar una importante colección de muestras, que está ahora expuesta al público en el centro Nautilus.

¿Quieres saber más sobre este Centro? Te invitamos a que leas esta entrevista que se ha publicado recientemente en prensa.  

  • 943 603 378 / 689 137 918
  • nautilus@mutriku.net
  • www.mutriku.eus/turismo/museos/nautilus

Museos

Museo Zuloaga (Zumaia)

Santiago Etxea es un conjunto monumental ubicado en la desembocadura del río Urola, entre su marisma protegida y la playa del Cantábrico del mismo nombre. La obra de Zuloaga se exhibe al público en el estudio del pintor vasco, museo de su colección privada y ermita del Camino de Santiago. 

Dichos espacios albergan importantes lienzos de Ignacio Zuloaga, así como obras de arte que el pintor fue reuniendo a lo largo de su vida.

La colección posee también esculturas de Rodin como El demonio y la carne o un Busto de Gustav Mahler. En la ermita del Camino de Santiago se puede admirar el Cristo Crucificado de Julio Beobide, escultor de Zumaia y gran amigo de Zuloaga, y La Dolorosa de Quintín de Torre.